En Caribe mexicano se prevé invertir 600 millones de pesos en créditos de vivienda

  • 6 junio, 2019 |

Cancún.- Si se impone un arancel de cinco por ciento para todas las importaciones desde México, en su caso acero e insumos para la construcción, “hasta que se resuelva el problema de la inmigración ilegal”, como lo ha anunciado el presidente estadunidense Donald Trump –que aumentaría gradualmente hasta completar 25 por ciento en octubre–, el sector inmobiliario nacional podría absorber el incremento inicial.

El jueves, la Casa Blanca anunció que Estados Unidos se mantiene firme en subir aranceles a partir del lunes 10 de junio y que seguiría vigente “hasta que se detenga el flujo de migrantes indocumentados que llega tras su paso por México, y aumentarán gradualmente: 10 por ciento al 1 de julio; 15 al 1 de agosto; 20 al 1 de septiembre, y 25 pro ciento al 1 de octubre.

Leonardo Arana de la Garza, director general del Banco Inmobiliario Mexicano (BIM), dijo que hasta ahora hay una serie de eventos que han surgido a lo largo de los últimos meses en los que permanentemente ha habido noticias que afectan a la economía, la seguridad y un poco a todo lo que implica el desarrollo de la economía del país.

“Sin embargo, para nosotros eso ya ha sido descontado por el mercado, no vemos cambios tan importantes dentro de la estrategia económica, por lo menos en el sector de la vivienda, porque como les decía está blindado y va a tener que seguir creciendo; entonces, si llega el momento, que no ha llegado todavía, en el que tengamos que lidiar con el cinco por ciento, somos un sector muy resiliente, muy sólido”, puntualizó.

Añadió que los desarrolladores han enfrentado varios proyectos dentro de varias épocas a lo largo de la historia, algunos muy difíciles pero que al final se han solucionado, precisamente por la fortaleza de los desarrolladores, por lo que el sector inmobiliario tiene la capacidad de absorber la penalización, de forma unida, llegado el momento.

El empresario señaló que durante 2018 la institución tuvo un récord de nueve mil millones de pesos en colocación de créditos, y que la meta para fin de año es colocar 11 mil, un incremento de 20 por ciento mediante el otorgamiento de un novedoso esquema que es el crédito puente, que califica primero el proyecto con el desarrollador y la institución.

“Hemos visto que hay una demanda insatisfecha, que lo que se requiere es tener la presencia física dentro de la zona, cerca de cada uno de los desarrolladores para poderlos apoyar. Al día de hoy, en Quintana Roo hemos prestado más de mil millones de pesos, lo que significa que tenemos más de dos mil 500 viviendas financiadas y queremos crecer tanto en Cancún, Playa del Carmen, Tulum.”

Arana de la Garza expresó que tan solo en la región Golfo el banco cuenta con oficinas en las ciudades de Puebla, Cancún, Mérida y Oaxaca, que cubren las entidades de Puebla, Veracruz, Quintana Roo, Yucatán, Tabasco, Campeche y Oaxaca, donde la meta es colocar mil 500 millones de pesos para la construcción de vivienda.

En el caso del Caribe mexicano se prevé invertir 600 millones de pesos en créditos, un crecimiento de 20 por ciento respecto al año pasado; de acuerdo con el directivo, hasta el cierre de abril, se habían colocado 428 millones de pesos en la entidad porque Quintana Roo se distingue por su atractivo turístico, crecimiento comercial y oferta de servicios.

Comentarios

comentarios

Sobre