La inseguridad el alto costo de los transportes urbanos

  • 21 febrero, 2019 |

Cancún.- “Cancún, y en general los principales destinos turísticos de Quintana Roo necesitan más opciones de movilidad que sean capaces de ofrecer un traslado más seguro y eficiente, para que puedan desarrollar sus actividades cotidianas y sea más accesible para sus bolsillos”, afirmó Saúl Crespo Laborem, gerente de Comunicación de Uber México.

Añadió que varias encuestas realizadas por la Confederación Patronal de la República Mexicana (por su acrónimo, Coparmex) reflejan que la sociedad considera que las tarifas de taxis son muy elevadas, además de que la inseguridad, el alto costo de los traslados urbanos y los congestionamientos viales son aspectos que ya requieren más y mejores opciones.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), 69.3 por ciento de los quintanarroenses dijo sentirse inseguro en el transporte público, por lo que la plataforma digital Uber se compromete con los cancunenses a que, por medio de su aplicación, ofrecerá una solución distinta y eficiente para resolver los problemas de movilidad.

En un comunicado, el directivo señaló que los problemas de movilidad que experimentan hoy los cancunenses representan una situación muy compleja, siendo la inseguridad, el alto costo para los traslados y el congestionamiento, cada vez mayor, aspectos que requieren mejores opciones de movilidad para atender las necesidades de habitantes y turistas.

“Quintana Roo necesita más opciones de movilidad, capaces de ofrecer a ciudadanos y visitantes un traslado más seguro y eficiente para que puedan desarrollar sus actividades, pero que sea más accesible a sus bolsillos”, afirmó Saúl Crespo.

Los cancunenses han señalado en diversas ocasiones descontento con sus limitadas opciones de movilidad, y de acuerdo con datos del Inegi, confirman que la calle y el transporte público son los lugares donde más frecuentemente se registran asaltos y robos, con una tasa de 23.4 por ciento por cada 100 mil habitantes.

Por otro lado, los altos costos del servicio de taxi, incluso en distancias cortas, supone un gasto elevado tanto para los residentes como para los turistas que arriban año con año al principal destino turístico del país  América Latina.

Crespo Laborem dijo que según el sitio web del gobierno del estado, se reconoce que no hay un sistema que regule la tarifa de taxis, y que los concesionarios del aeropuerto de Cancún encarecen las tarifas, pues de la terminal aérea al centro, el servicio tiene un costo promedio de 700 pesos por una distancia de 20 a 25 kilómetros.

En tarifas de taxis acreditados, el costo promedio de ida y regreso del aeropuerto a Tulum, una de las zonas turísticas más visitadas del estado, tiene un costo de entre dos mil 853 pesos y mil 650 pesos, lo que equivale al valor de un boleto de avión individual de la Ciudad de México a Cancún.

En otra encuesta realizada por la Coparmex, 71 por cinto de quienes han utilizado taxi considera que los precios son elevados, y más de nueve de cada decena (99 por ciento) de quienes usaron transporte privado como Uber, tienen una opinión favorable del servicio.

“Sabemos que el gobierno tiene muchos retos en materia de movilidad, desde seguridad, congestión vial e implementación de medidas que mejoren la experiencia de transporte. En ese sentido, estamos seguros que Uber podría representar una opción más segura y eficiente, con tecnología capaz de identificar la identidad del conductor.

“También, rastrear la localización de la unidad en todo momento, además de contar con un equipo especializado que trabaja 24 horas al día, los siete días de la semana, para garantizar la seguridad del usuario”, sostuvo el gerente de Comunicación de Uber México.

Asimismo, el sistema colaborativo de Uber permite a quien lo desee autoemplearse y ser su propio jefe, para que los más de 405 mil 487 vehículos registrados para uso particular en la entidad, tengan la posibilidad de generar ingresos y dar una mejor vida a sus familias.

Y al mismo tiempo beneficiaría a la descongestión vehicular de las vialidades, al utilizar los automóviles ya existentes en la ciudad para transportar a grupos de personas, ya sea en el sistema tradicional o compartido.

Comentarios

comentarios


Sobre