Ley de Vida Silvestre amenaza a #VaquitaMarina

  • 9 enero, 2019 |

Ley de Vida Silvestre amenaza a Vaquita Marina Como parte de las acciones de protección, la empresa Delphinus donó más de 167 mil pesos a favor de Vaquita Marina, de las cuales al momento se presume sólo quedan 30 ejemplares

 

Cancún.- La propuesta de reformar la Ley de Vida Silvestre y La Ley General de Biodiversidad, amenaza acciones de protección de especies como la Vaquita Marina en peligro de extinción, que por el momento no puede estar bajo cuidado humano, al ser un cetáceo muy nervioso.

 

En el marco del acto de entrega simbólica del donativo de más de 167 mil pesos al programa de conservación de la Vaquita Marina de la empresa Delphinus al Museo de la Ballena y Ciencias del Mar ubicado en La Paz Baja California, el biólogo Fernando Delgado, precisó la importancia de la donación, al ser oneroso el monitoreo del cetáceo bajo amenaza.

 

El también director de Bienestar Animal, precisó que la lucha por hacer ver la importancia del monitoreo, y cuidado humano de algunas especies como Delfines o Vaquita Marina, continúa por la vía legislativa en virtud que la normatividad que se pretende implementar frena cualquier posibilidad que protegerlos.

 

Al momento, a los legisladores se les invitó a dialogar y conocer los trabajos de investigación y conservación que se efectúa al interior de los delfinarios, ya que de aprobar el cierre de estos, se tendría una cadena de graves consecuencias que van desde investigaciones truncas, hasta la pérdida de empleos.

 

PIE DE FOTO: La propuesta de reformar la Ley de Vida Silvestre y La Ley General de Biodiversidad, amenaza acciones de protección de especies como la Vaquita Marina en peligro de extinción, que no puede estar bajo cuidado humano al ser un cetáceo muy nervioso.

 

 

 

Comentarios

comentarios


Sobre

“Quintana Roo Gráfico” es un proyecto promovido por profesionales en Comunicación, periodistas y reporteros con amplia trayectoria en medios locales y nacionales, comprometidos con la verdad y el pleno ejercicio de la Libertad de Expresión