En el país 7 de cada 10 mexicanos viven con mascotas

  • 19 septiembre, 2018 |

En el país 7 de cada 10 mexicanos viven con #mascotas

Cancún.- En Cancún siete de cada 10 hogares mexicanos vive un animal de compañía, y 80 por ciento son perros; la procedencia puede variar; no obstante, la cultura del rescate y la adopción se debe fomentar para dar a esas criaturas una oportunidad de vida; sin embargo, un veterinario advierte que quien sale de vacaciones debe dejar a sus animales en custodia.

De acuerdo con Adoptare, asociación civil sin fines de lucro que promueve la cultura de la adopción de animales de compañía, y que busca ser el puente entre refugios y rescatistas de animales con interesados en la adopción, mediante sus plataformas, el rescate puede resultar relativamente fácil en principio, aunque es indispensable un plan de acción.

Lo primero es cerciorarse de la salud del animal, por lo que previo al rescate es posible observar la salud del animal: alguna herida superficial, rastros de sangrado o extremidad lastimada; de cualquier forma es necesario llevarlo al veterinario lo más pronto posible, sólo así se podrá determinar si se puede trasladar a casa o refugio, o si debe recibir tratamiento.

Acondicionamiento: se refiere a la adecuación de un sitio físico para que el animal pueda estar por un lapso largo o corto, que descanse, coma, y sienta libertad. Lo básico es una cama o cobijas, y trastos para sus alimentos y el agua.

La planificación a corto plazo se deberá considerar la situación del animal a corto plazo; es decir, a dónde irá: un refugio, si se quedará en casa o tendrá que buscar quien lo adopte. El compromiso será ofrecerle una vida mejor, pues se pretende eliminar la posibilidad de devolverlo a la calle compartiendo información en redes sociales.

Antes de decidir una nueva familia, se debe tomar en cuenta el espacio donde vivirá, si los dueños son suficientemente responsables, el estado de su solvencia económica y, sobre todo, la disposición para amar al nuevo miembro.

Para completar el rescate, la esterilización y castración es necesaria para contribuir a los esfuerzos de reducir la tasa de perros en situación de calle. Para evitar gastos mayores, en algunos estados se ofrecen jornadas gratuitas que apoyan a los animales.

En tanto, un veterinario advierte que quien sale de vacaciones debe dejar a sus animales en custodia, porque con la canícula –se calcula que termine el 23 de agosto– el agua que se les deje difícilmente durará más de dos días; incluso, hay riesgo de que sufran un golpe de calor.

Raúl Rosado Salazar dijo que no es conveniente sacar a pasear a los perros en las horas de mayor calor, pues por ir más cerca de la acera y con la radiación solar, el riesgo de sufrir un golpe de calor aumenta, y si la gente sale de vacaciones debe dejar sus animales en custodia o encargados con alguien.

“En el caso de los perros callejeros, que no tienen un hogar donde refugiarse, la temperatura los pone en situación de estrés constante, lo que pudiera detonarles cualquier enfermedad”, alertó el especialista.

“Aquellos que saldrán de vacaciones deben dejar a su animal encargado con alguien, pues aunque se piense que con un plato lleno de alimento y agua será suficiente, no es así, pues si son voraces se comerán todo en un inicio, padeciendo hambre después. Es importante dejarlos en custodia o a alguien para vigilarlos”, recomendó.

El veterinario indicó que “de por sí el animal se estresa si está solo, más si no tiene suficiente alimento o agua”, y exhortó al Centro de Control Animal a atender los reportes de especímenes en situación de abandono.

Rosado Salazar concluyó que “las autoridades deben hacerse responsable y vigilar el problema “No estamos acostumbrados a que nos impongan leyes en tema de mascotas, pero es algo no sólo de bienestar animal, sino de salud pública”.

Comentarios

comentarios


Sobre

“Quintana Roo Gráfico” es un proyecto promovido por profesionales en Comunicación, periodistas y reporteros con amplia trayectoria en medios locales y nacionales, comprometidos con la verdad y el pleno ejercicio de la Libertad de Expresión