Deuda pública asciende a 2,660 millones de pesos

Deuda pública asciende a 2,660 millones de pesos
Comparte lo mejor

Chetumal.- Las medidas de austeridad y estrategias económicas establecidas por el Gobierno del Estado para hacer frente a la crisis económica durante el 2009 permitieron atender los programas sociales y de infraestructura; se logró que el desarrollo no se detenga en la entidad pero se observa un panorama de poco crecimiento en los años venideros, manifestó el secretario de Hacienda, Gonzalo Herrera Castilla, al comparecer ante diputados del Congreso local.

El funcionario de gobierno consideró que en los siguientes años “habrá una pausa para lograr los niveles de desarrollo que anteriormente Quintana Roo tenía”, pues a manera de ejemplo, los ingresos públicos llegaron a tener un incremento de hasta el 21.6 por ciento en el 2008 comparado con el año anterior, pero para el 2009 apenas sí se tuvo un ligero aumento del 0.6 por ciento.

Y es que además del decremento en los recursos federales destinados a Quintana Roo, durante el 2009 se redujeron considerablemente los ingresos propios como consecuencia de la crisis financiera que se registró a nivel internacional, pues la recaudación por concepto de impuestos sobre nómina y de hospedaje mostraron caídas significativas durante el año pasado.

Explicó que de acuerdo al INEGI, la tasa de desocupación fluctuaba en promedio entre un dos y tres por ciento, pero durante el año pasado se alcanzó una tasa del ocho por ciento; mientras que el número de trabajadores asegurados permanentes y temporales en el IMSS se redujo en un 5.1 por ciento durante el 2009 con relación al año anterior, con un total de 276 mil 400 empleados, resultando una variación real de ingresos de -1.2 por ciento por concepto de impuesto al hospedaje y del -7.4 por ciento por impuesto sobre nómina.

Aunado a ello, se dejaron de recaudar un 30 por ciento de recursos por concepto de derechos, es decir, se captaron 120 millones de pesos menos que lo recaudado en el 2008.

A pregunta expresa de los legisladores, Herrera Castilla explicó que el Gobierno del Estado debió echar mano a una serie de acciones, ajustes y ahorros presupuestales para lograr hacer frente a la atención social y la creación de nueva infraestructura, logrando así cumplir cabalmente con las metas y programas establecidos para que el desarrollo de la entidad no se detenga.

Con la aplicación de las medidas de austeridad entre las que destacan la reducción de las percepciones o salarios de los trabajadores del Estado de entre un 10 y 20 por ciento, así como las restricciones en las líneas telefónicas y combustible, se logró un ahorro de 170 millones de pesos y que pudieron destinarse para atender cuestiones fundamentales como la contingencia sanitaria por el virus de la influencia AH1N1.

Además y gracias al empréstito por mil 200 millones de pesos que el Congreso del estado autorizó a la actual administración gubernamental, se pudieron cumplir todos los programas sociales y las metas de infraestructura, lo cual hubiera sido imposible sin esos recursos, expresó.

Para finalizar explicó que el Gobierno del Estado tiene una deuda actual que asciende a dos mil 660 millones de pesos pagaderos, según la institución bancaria respectiva, hasta el mes de agosto del 2024.

Comparte lo mejor