Ambiente de Crispación

José Zaldívar

La noche del martes 29 de junio, la presidenta nacional del PRI, Beatriz Paredes Rangel, condenó, en mensaje abierto, los dos “llamados de unidad” emitidos en menos de 17 horas por el presidente Felipe Calderón, que le recordó que el tricolor siempre ha estado dispuesto a dialogar, pero con liderazgos legítimos y no fruto del oportunismo, que bregan en la borrasca de aguas tormentosas para ver si recomponen sus posicionamientos cuando ha sido precisamente la irresponsabilidad y el cortoplacismo, el querer ganar a cualquier costo, lo que ha enturbiado el debate y envilecido a la política.

El mensaje de los priístas en voz de Beatriz Paredes cuestionó además la política de seguridad del gobierno federal y advirtió que más que declaraciones el PRI y los mexicanos exigen resultados en hechos como el asesinato de Rodolfo Torre Cantú, Enrique Blackmore Smer, Luis Gerardo Sotero Zubieta, Rubén López Zúñiga y Francisco David López Catache.

Rodeada por los 19 gobernadores priistas, los coordinadores parlamentarios y líderes de sectores y organizaciones que se trasladaron a la Avenida Insurgentes sede del Comité Ejecutivo Nacional PRI desde Tamaulipas, en donde se reunieron desde el lunes, Paredes Rangel ratificó la unidad del tricolor en el dolor, y ante la felonía.

Remarcando:” Unidad, en la que no hay ni la mínima fisura donde se filtren la insidia ni la manipulación, para arremeter nuevamente contra los llamados oficiales a la civilidad, al recordar que fue la civilidad del tricolor la que hizo quórum para que Calderón pudiera rendir protesta, y sin embargo tiene, como partido, muchos agravios”. Como quien dice “Juraste en el Congreso gracias a nosotros Felipe”

Fue claro el mensaje de Beatriz cuando menciono que “una vez más se convoca al PRI, cuando hemos planteado en sucesivas entrevistas nuestra preocupación por el subejercicio presupuestal, cuando se tienen congelados los recursos para obras prioritarias para el desarrollo en las entidades gobernadas por correligionarios nuestros; cuando no se investiga el posible uso de las instituciones de seguridad en el espionaje electoral; cuando los delegados federales orientan su actuación con propósitos partidistas“.

Ante el protagonismo presidencial con sus dos mensajes en cadena nacional los priistas exigen respeto al dolor y al duelo de los militantes de su partido, porque “éste es el espacio de duelo y nosotros no usamos los duelos para hacer cadenas nacionales, para ver si eso tiene algún sentido de reivindicación política de políticas públicas que evidentemente son ineficaces”.

“En medio de los días aciagos que ensombrecen a la patria, el amor profundo de la familia de Rodolfo Torre, que la mañana de hoy en Tamaulipas nos dio una lección de entereza, generosidad y vida, tengo la convicción de que los mexicanos venceremos la tragedia, cada quien en su ámbito, ¿por qué?, porque la entereza del pueblo de México es mayor que el gran dolor, porque nuestra fuerza es mayor que nuestra miseria, y nuestra esperanza es mayor que nuestro miedo”. Concluyo Beatriz Paredes Rangel.

Comentarios

comentarios


Sobre

Leave Comment