Borrado y sin ningún derecho político

Borrado y sin ningún derecho político
Comparte lo mejor

José Zaldívar

El viernes 22 de junio se dictó el fallo inapelable del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), el nombre de Gregorio Sánchez Martínez (*), deberá de ser “borrado” de todo documento oficial incluyendo papeletas electorales y deberán ser retiradas de la vía pública, medios de comunicación impresa y electrónica toda imagen y propaganda que le venere en un plazo inmediato.

 El fallo determina que desde el mismo momento en que los cargos que se le imputan son considerados como graves, y sin derecho a fianza, perdió en automático todos sus Derechos Políticos Ciudadanos incluyendo el nombre, ahora solo es un número mas de la lista de internos del Centro Federal de Readaptación Social de Occidente en un Rincón de Nayarit.

El criterio de los magistrados María del Carmen Alanís, Flavio Galván, Constancio Carrasco, Alejandro Luna Ramos y Pedro Esteban Penagos se sustento en el artículo 38 de la Constitución, el cual señala en su numeral segundo la suspensión de los derechos o prerrogativas de los ciudadanos cuando se esté sujeto a un proceso criminal por delito que merezca pena corporal, a contar desde la fecha del auto de formal prisión.

Aseverando la Magistrada Alanís “de manera indubitable que la citada persona se encuentra sujeta a un proceso penal en el que recayó un auto de formal prisión, por virtud del cual se encuentra privado de su libertad; que los delitos que se le imputan se consideran graves, para los cuales no opera el beneficio de la libertad bajo caución y que ha sido dado de baja del padrón electoral y, por tanto, su credencial para votar no produce efecto jurídico alguno.

Lo contrario conduciría a afectar el principio de certeza en el proceso electoral, dado que en el eventual caso de que resultara vencedor estaría imposibilitado para asumir o ejercer el cargo por el cual contiende por estar privado de su libertad.”

Como consecuencia de ello la sala superior canceló el registro del candidato y fijó un plazo perentorio para sustituir al representante de la coalición de los partidos de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Convergencia en un plazo de 48 horas, contadas a partir de que la autoridad responsable le notifique el acuerdo por el que dé cumplimiento a esta ejecutoria, en el entendido de que de no realizar la sustitución perderá la oportunidad para hacerlo.

Asimismo fijó un plazo de siete días para retirar de la papelería electoral cualquier alusión al “borrado” interno del Rincón Nayarit, mientras emplazaba al IFE a vigilar que la propaganda política de la llamada coalición no contenga referencias al ex candidato en los spots de radio y televisión.

Lo que no puede quedar borrado ni impune es el saqueo que cometió, el ahora preso número 666 del Centro de Readaptación Social de Occidente, a la tesorería de Benito Juárez junto con su “compinche” y futuro “room mate” Carlos Trigos Perdomo.

Al mando de Trigos Perdomo la Tesorería Municipal de Benito Juárez Quintana Roo fue saqueada con más de 1 500 millones de pesos. Los pagos de los diferentes servicios del municipio se diferían entre los que se pagaba en caja (un 40 % aprox.) y lo que se tenía que depositar en una cuenta HSBC como “donativo” al DIF. Los comerciantes a su vez se vieron atormentados por el “Tesorero del Pastorcete” que enviaba múltiples requisiciones de embargo a quienes no se sometieran al látigo tributario de impuesto al mejor estilo de los de “la última letra”.

Los benitojuarenses estamos sin recursos de contingencia en caso de un huracán (300 millones), no hemos pagado el impuesto ZOFEMAT (350 millones más), ni tenemos los créditos bancarios abiertos (280 millones mas). Por el contrario la cuenta pública 2009 presenta hasta el momento un desfalco de 240 millones de pesos más.

¿Dónde están? ¿Quén pompo?

(*) Nota del Redactor: Si volvemos a mencionar el nombre del ex alcalde de Cancún nos causaría una sanción por parte del TEPJF. Muchas gracias por su comprensión.

Comparte lo mejor