Julián Ricalde, en la cuerda floja

Julián Ricalde, en la cuerda floja
Comparte lo mejor

Buzón Político

 

Por Emilio Carrasco Hernández

La fracturada dizque mega alianza de partidos políticos, desmembrada por la ausencia del Partido Acción Nacional (PAN), quien finalmente decidió no avalar la candidatura del alcalde amparado, Gregorio Sánchez por la presunción de que tiene cuentas pendientes con la justicia que lo podrían hacer bajar del caballo, podrían en los próximos días sufrir un nuevo descalabro político.

“La carta fuerte” del Partido de la Revolución Democrática en el municipio de Benito Juárez para refrendar el triunfo de la última elección, ha sido vapuleada no solo por sus propios correligionarios sino también por miembros del Partido Acción Nacional, quienes lo consideran como “poca cosa” como para ganar la elección en Cancún.

A raíz de la postura de los dirigentes del PAN a nivel estatal y municipal en Benito Juárez, Sergio Bolio Rosado y Eduardo Martínez Arcila, de enfundarse en la casaca amarilla del partido del sol azteca, los panistas se fracturaron cuando nombraron a Alicia Ricalde Magaña, hermana de Julián como la candidata a la gubernatura del estado por el blanquiazul.

La alianza de partidos de oposición pomposamente llamada mega alianza, quedo al menos con el PAN en parcial, que de acuerdo al convenio de intención en Benito Juárez, le correspondería al PRD y a su débil candidato Julián Ricalde Magaña, mientras que al blanquiazul le cederían la sindicatura y dos regidurías.

Sin embargo, un importante grupo de más de 120 panistas auténticos de hueso azul, pujan para desbaratar la alianza parcial en Benito Juárez, por considerar que cuenta dos cuadros bien posicionados como la ex diputada federal, Yolanda Garmendia y la ex diputada local Marybel Villegas Canché , quienes aparecen en las encuestas muy por arriba de Juliancito Ricalde.

Los panista señalan como traidor a Eduardo Martínez Arcila, quien según su versión negocio a sus espaldas los acuerdos con el PRD y Gregorio Sánchez Martínez sin consultar al Comité Nacional de su partido, que en todo momento ha sido engañado.

Fuego amigo

Sin embargo, Julián Ricalde no solo recibe metralla de sus dizques aliados políticos, sino de dentro de su partido, donde Gelmy Villanueva insiste en llegar hasta las últimas instancias legales, léase Tribunal Federal Electoral de la Federación para que se hagan valer sus derechos políticos en el proceso de selección del candidato del PRD.

La descomposición al interior del Partido del Sol Azteca, se da en medio de un avasallamiento de los incondicionales de Gregorio Sánchez Martínez, que no dejaron títere con cabeza, en los puestos de elección popular.

Al igual que en el PAN, el PRD enfrenta al interior una disidencia que aunque modesta por no contar con el poder económico de Gregorio Sánchez, que le permite la comprar consejeros y votos le hará ver su surte y quizás hasta logren bajar del caballo a Julián Ricalde, tal y como lo hicieron los mismos actores a Marybel Villegas, una de cal por las que van de arena.

El panorama luce más que preocupante para Julián Ricalde que se encuentra en la cuerda floja y a dos fuegos, sino que a tres por no haber hecho su tarea con su hermana.

¿Finalmente serán tres mujeres las que contengan por la alcaldía de Benito Juárez?

¿O tres mujeres y Juliancito?

La incógnita se despejará pronto.

Pero recuerden que en la política no hay palabra.

No olvide checar Quintana Roo Gráfico, diario por internet

www.quintanaroografico.com

Para sugerencias, recordatorios y proposiciones indecorosas favor de escribir a

emilio_cancun@hotmail.com

Comparte lo mejor