@Playas preferidas casí virgenes

  • 9 agosto, 2018 |

Cancún.- México es uno de los destinos más visitados del mundo, y de acuerdo con la Secretaría federal de Turismo (Sectur) durante 2017 llegaron 39 millones de turistas foráneos, mientras que los viajes de nacionales sumaron 233 millones, colocándose como el sexto país en recibir visitantes, y de todos los viajes, las playas son las preferidas.

En el país hay muchas no tan conocidas que se conservan casi vírgenes, ofreciendo una experiencia sin igual y ClickBus, la mayor plataforma en línea de venta de boletos de autobús, enlista los siete arenales poco visitados a los que se debe viajar en lo que resta del verano, y en Quintana Roo hay uno: la caleta Tankah.

Playa Bagdad, en Tamaulipas, atrae a turistas de Matamoros y los estados de Nuevo León y San Luis Potosí. Destaca por la limpieza de sus aguas y la suavidad de la arena, además de ser un lugar muy tranquilo con un oleaje suave que permite a los pequeños jugar en la orilla, en sus más de 40 kilómetros donde hay restaurantes, cabañas y un pequeño muelle para salir en bote. Es ideal para la práctica del windsurf y el kayac,y tiene dunas que pueden ser recorridas en cuatrimotos, jeeps y otros vehículos todo terreno.

Piedra de Tlacoyunque, en el municipio de Técpan de Galeana, Guerrero, entre Acapulco y Zihuatanejo. Pequeña playa cuyo rasgo distintivo es estar dentro de una gran piedra (de ahí el nombre) de 35 metros de altura, donde se organizan lunadas, dedicadas a la pesca y en las que el ambiente se llena de magia por el exuberante aspecto interno del risco y los peces de colores. El oleaje es intenso y verdoso translúcido por la abundante vegetación marina, siendo un lugar idóneo para el surf. El platillo estrella es el pescado a la talla.

Caleta Tankah, en la Riviera Maya, Quintana Roo, reconocida por sus playas de arena fina y aguas claras, y porque conserva sus bellezas naturales al no ser tan concurrida. Para entrar se pide una cuota de recuperación de 100 pesos, que se puede recuperar según lo que se consuma en el restaurante del lugar. En el sitio convergen corrientes de agua dulce de los cenotes, creando una piscina más fría y de color distinto a la del mar. También se puede admirar el desove de tortugas marinas entre los meses de mayo y noviembre.

El Madresal, en Chiapas, se trata de un centro ecoturístico muy cerca de Tonalá. Además de ofrecer una playa tranquila y limpia, se pueden realizar diferentes actividades ecoturísticas sustentables como la pesca recreativa, paseo por los manglares de la zona, observación de aves locales y de migración, y tours informativos sobre la flora y fauna de la zona. La comida es preparada a base de mariscos obtenidos por la pesca responsable y sustentable, cuyas ganancias sirven para sostener a las familias de la zona y conservar el ecosistema.

Sisal, Yucatán, al noreste de Mérida y sus características más notables son la tranquilidad y claridad de sus aguas verdeazuladas, la marea baja y la fina arena blanca, una playa para descansar. La principal actividad del puerto es la pesca, que puede ser practicada por los turistas. Durante el porfiriato, fue uno de los principales centros productores de henequén, y en el centro siguen en pie edificios históricos como la Aduana Marítima, la antigua casa de la emperatriz Carlota y el fuerte Santiago, “El Castillo” y “El Faro”.

Comentarios

comentarios


Sobre