Recalan 200 toneladas por km2, a lo largo de 480 km de costas quintanarroenses: @todoscicese 

  • 20 julio, 2018 |
Recalan 200 toneladas por km2, a lo largo de 480 km de costas quintanarroenses: @todoscicese
Cancún.- Desde hace tres años, más de 96 mil toneladas de talofita arriban anualmente a las costas de Quintana Roo, cantidad igual a la producción anual de cacahuate o sal en México, de acuerdo al Centro de Investigación Ocean México; en tanto, la Secretaría de Turismo (Sectur) busca la declaratoria de desastre natural para obtener más recursos.

El Centro de Investigación Ocean México –adherido a sus similares de Investigación Científica y Educación Superior de Ensenada (CICESE) y el Interdisciplinario de Ciencias Marinas (Cicimar)–, por medio del estudio “Comportamiento del sargazo”, explica que “estamos hablando de 200 toneladas por kilómetro cuadrado, a lo largo de 480 kilómetros de costas quintanarroenses”.

El documento señala que las algas marinas en exceso se producen por el aumento de nutrientes en el mar y el calentamiento global, y agrega que la mayor concentración se origina desde el mar de Los Sargazos, ubicado a la altura de Brasil, y que viaja por el océano Atlántico hasta el mar Caribe y el golfo de México.

En tanto, el monitoreo diario que realiza la Universidad de Galveston, en Texas –desde hace tres años– indicó que “está empezando a llegar la mancha más fuerte, de acuerdo con lo que revelan las imágenes satelitales, y viene lo peor. Se cree que en agosto llegará el pico, pero la mancha que actualmente se ve en el mar Caribe ya es impresionante”.

Hay que mencionar que el peor arribo de talofita se espera, también, durante “el pico” de las vacaciones de verano, que mantienen una ocupación cercano al 90 por ciento y a más de 95 los fines de semana; en las playas, los turistas manifiestan su molestia porque dicen que los agentes de viajes no mencionan el sargazo en las playas.

Recolección

Cada día se recolectan más de 30 toneladas en 150 kilómetros de playas del corredor turístico Cancún-Riviera Maya-Tulum –el máximo atractivo de sol y playa del país y América Latina– y en 33 playas abiertas al público en todo el estado de Quintana Roo.

Los arenales de los municipios de Mahahual, Puerto Morelos, Solidaridad (Playa del Carmen), Benito Juárez (Cancún) y el tulumense son los destinos en los que hay mayor concentración de la vegetación marina.

Un recorrido por playa Gaviota Azul –a la que acuden la mayoría de turistas extranjeros después de Delfines o El Mirador–, donde el argentino Martino Artens señaló que “hay mucha alga, son las peores vacaciones de mi vida”.

Por su parte, Herlinda Regil, de la Ciudad de México, señaló que “el olor sí es desagradable, pero no está tan fuerte como en otros lugares, a mí no me molesta pero si veo gente que llega y no se mete a la playa y se va muy molesta”.

Las protestas se multiplican en el portal de TripAdvisor –sitio web estadunidense de reseñas relacionadas con viajes, que incluye foros de viajeros–: “Hicimos una reserva para tres días  y al llegar había de todo menos lo que esperábamos según las fotos que mostraba en su web el hotel Emporio”, ubicado en el kilómetro 17, detrás del Museo Maya de Cancún.

“Las playas llenas de sargazo; es decir, algas podridas que hacían imposible el baño. En una de las ocasiones me bañé, y al llegar la noche tenía todo el cuerpo lleno de granos debido a que esas algas dan alergia”, se lee en la reseña del español Mackiabel.

Imposible

Con las protestas en aumento, sin que haya cómo ocultarlas, la Secretaría federal de Turismo (Sectur) dio a conocer que se buscará la declaratoria de desastre natural para obtener más recursos para la recolección del alga marina.

De su lado, el líder hotelero de Cancún y Puerto Morelos, Roberto Cintrón Gómez, sostuvo que ya hay afectación a las reservaciones y que las estancias se están acortando por el tema de la saturación de alga en las playas.

El recale de talofita, que es alarmante y se espera prevalezca hasta septiembre, impacta ya en las reservaciones y muchos turistas están saliendo de los hoteles, unos se van y otros se quedan para disfrutar de otros atractivos en cada municipio.

Y válido las quejas de los turistas: “Cuando el turista llega a la playa, el sargazo no es bien visto y sí está afectando al sector hotelero, y quien diga lo contrario miente, de ahí la insistencia para que las autoridades se pongan a trabajar en los mecanismos para la disposición final del alga, ya que no puede quedarse en la playa”.

De su lado, y mediante un comunicado conjunto emitido el miércoles, las secretarías de Ecología y Medio Ambiente (SEMA) y estatal de Turismo (Sedetur) intentaron minimizar el impacto del arribo de la talofita al turismo.

“El sargazo (macroalga marina parda del género Sargassum, componente importante de la flora marina de zonas tropicales y subtropicales) es de origen natural, y su presencia obedece a diversos factores. En 2015 y 2018 la cantidad ha sido totalmente atípica”, se lee en el documento de ambas dependencias.

En el comunicado también se lee que “las autoridades sanitarias descartan riesgos a la salud o alertas por el tema (…). El llamado al sector productivo y la sociedad civil, es hacer frente ante este reto con información puntual”.

Y aún más: “Hasta el momento no se reportan cancelaciones turísticas, el área de afectación se limita a algunas playas y no la totalidad de las costas del Caribe mexicano”, concluye el boletín oficial.

Comentarios

comentarios


Sobre

“Quintana Roo Gráfico” es un proyecto promovido por profesionales en Comunicación, periodistas y reporteros con amplia trayectoria en medios locales y nacionales, comprometidos con la verdad y el pleno ejercicio de la Libertad de Expresión