¿La Dinastía Joaquín en decadencia?

¿Los Joaquín dinastía en decadencia?Por Emilio Carrasco Hernández
Quintana Roo vive y protagonizará en los próximos meses, una lucha encarnizada por el poder político entre dos familias de la isla de Cozumel, los Borge y los Joaquín.
Pero, es el llamado grupo Cozumel, encabezado por el gobernador del estado, Félix González Canto, quien a través del joven Roberto Borge Angulo, sobrino del ex gobernador Miguel Borge Martín, trata de cortar con el resurgimiento de la dinastía Joaquín.
El ex gobernador Mario Villanueva Madrid preso por narcotráfico y lavado de dinero, logró durante su administración frenar los ímpetus de la familia Joaquín, al detener las aspiraciones de Addy Joaquín, quien vivió en carne propia el poder del estado para imponer su santa voluntad.
Los Joaquín tuvieron que apechugar la derrota e incrustar en el Partido Acción Nacional, la misma fuerte corrió Gustavo Ortega Joaquín, compadre del Gobernador Félix González tuvo que morder el polvo y abandonar el PRI para buscar y ganar con la casaca del blanquiazul la alcaldía de Cozumel, donde los Joaquín no pierden una, son los amos y señores de la ínsula por no decir los dueños.
El senador Pedro Joaquín ha sido la carta más fuerte de la dinastía Joaquín, pero antes de que Addy Joaquín aspirara a la gubernatura del estado, siendo diputada federal, su esposo el príncipe con suerte, Edmundo Fernández había ocupado de manera interina la presidencia municipal de Cancún.
En la administración de Joaquín Hendricks Díaz, Carlos Joaquín González, medio hermano de Pedro y Addy fue traído ex profeso de la ciudad de Mérida en donde había sido regidor para labrarle su carrera política, primero como tesorero y luego alcalde de Solidaridad.
Ahora se en enfilan, Lito Joaquín para ocupar la alcaldía de Cozumel, Laura Fernández Pïña, sobrina del esposo de Addy Joaquín, el ex alcalde de Cancún, Edmundo Fernández para la presidencia municipal de Benito Juárez y Carlos Joaquín a la gubernatura del estado.
Detrás de las aspiraciones de los Joaquín, esta sin duda el Tatich “Don Nassin Joaquín Ibarra, el poder tras el trono, quien cabeza de la Dinastía Joaquín, hombre con poder económico y político incluso a nivel nacional con los presidentes en turno.
Todo en el estado, se ha hecho desde hace mucho tiempo con el consentimiento de Don Nassin Joaquín, y ahora quiere por tercera ocasión encaminar a uno de sus hijos a la gubernatura del estado, con un intento fallido y un éxitoso.
Sin embargo, la dinastía Joaquín no solo tiene como cartas fuertes a sus hijos, su poder económico y político ha trascendido al grado de colaborar en la victoria del alcalde de Cancún, Gregorio Sánchez y ser su plan B en caso de que Carlos Joaquín no logre su objetivo durante la convención de delegados que designara a los candidatos a los puestos de elección popular.
El PRI abrirá su registro de candidatos a gobernador a partir del 5 de abril y elegirá a su abanderado el 18 del mismo mes por el método de Convención de Delegados, y es en este momento cuando los golpes bajos se intensificará y los grupos de presión económica, política se abrirán de capara para apoyar a su “Gallo”.
Eduardo Espinosa, representante del grupo chetumaleño, quien en un principio se había mencionado como una opción para dirimir los enconos entre Carlos Joaquín y Roberto Borge, se ve hoy más en la oposición que en el PRI.
Félix González parece que tiene controlado al “gallinero” al menos a los delegados del PRI, y Carlos Joaquín trata a través de la dinastía que encabeza su señor padre, revertir la situación, el problema como siempre estriba en conciliar intereses.
¿Será esta elección el camino a la transición?
¿Los Joaquín morderán de nuevo el polvo?
Las cartas están sobre la mesa, es cuestión de tiempo.
Pero recuerden que en la política no hay palabra.
Esperen muy pronto, Quintana Roo Gráfico, diario por internet
www.quintanaroografico.com

Comentarios

comentarios


Sobre

Leave Comment