Gran Acuífero Maya con tecnología de punta

  • 1 noviembre, 2017 |

Cancún.- El arqueólogo Guillermo de Anda Alanís, explorador de la National Geographic Society, dio a conocer que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) cobijó su proyecto Gran Acuífero Maya y lo dotará de tecnología de punta que no se tiene en México, con lo que se espera “descubrir nuevos cenotes y confirmar la existencia de uno debajo de la pirámide más importante de Chichén Itzá: la de Kukulkán (El Castillo)”.

Recordó que el hallazgo se hizo por medio del método de receptividad eléctrica entre 2015 y 2016, pero ahora estamos usando radares de penetración, un sonar de barrido lateral para agua, drones y escáner.

El arqueólogo subacuático y director del proyecto comentó que los cenotes no sólo eran un proveedor de agua: para los pobladores mesoamericanos, especialmente los mayas, los cenotes, cuevas o cavernas tenían una función mucho más profunda.

“Para ellos representaban un gran simbolismo y, de encontrar ese cenote debajo de la pirámide de Kukulkán, en la Ciudad Antigua de Chichén Itzá, cambiaría totalmente la visión acerca de los patrones de asentamiento maya, la visión de muchísimas cosas y realmente estaríamos percibiendo la cosmovisión maya y mesoamericana.”

De Anda Alanís explicó que hay evidencias de que los antiguos pobladores tenían un patrón de asentamiento que consistía en levantar una pirámide arriba de una cueva o caverna: “Una muestra es la pirámide de El Sol en Teotihuacán; ahora sabemos que no es el único poliedro construido sobre una cueva”.

El objetivo de investigar el Gran Acuífero Maya es estudiar y analizar las características subterráneas, agua, terreno, cuevas húmedas y secas; para ello, National Geographic Society aporta financiamiento, equipo tecnológico de punta (radares de penetración, octadrón con cámara térmica, escáner de 3D), así como un amplio equipo de investigadores expertos.

Comentarios

comentarios

Sobre

Deja un comentario