Alltournative preserva tradiciones mayas con el Hanal Pixán

  • 9 octubre, 2017 |

Cancún.- En México, la muerte se vuelve festividad y riqueza cultural que se muestra al mundo como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, y como cada año los poblados mayas tienen una cita con los seres queridos que han partido al más allá: el Hanal Pixán –comida de las ánimas– se celebra del 31 de octubre al 2 de noviembre.

Desde hace una década, como parte de la identidad empresarial,  Alltournative –la principal touroperadora mexicana de turismo de aventura–  está comprometida con preservar la herencia maya; por ello, se forjó una alianza con los habitantes de la comunidad de Tres Reyes, quienes por diversos factores habían dejado de celebrar a sus difuntos.

Con esa alianza resurgió la tradición con nuevos bríos y se hicieron partícipes a propios y extraños para mantenerla viva. Hoy se fomenta el orgullo por la cultura maya entre los más jóvenes, involucrándolos en la organización del Hanal Pixán con el objetivo de perpetuar el valor histórico de las raíces mayas.

La festividad es una celebración de tres días: al primero se le llama U Hanal Palal y está dedicado a los niños; el segundo es el U Hanal Nucuch Uinicoob y es para los adultos, y el tercer y último día se celebra el U Hanal Pixanoob, una ceremonia dedicada a las ánimas.

El Hanal Pixán se realiza cada año en el poblado de Tres Reyes (250 kilómetros al suroeste), municipio de Lázaro Cárdenas, comunidad anfitriona que recibe a 300 visitantes, además de nativos de poblados aledaños como El Naranjal, Punta Laguna y Nuevo Durango, quienes reconocen la fidelidad del festejo según los usos y costumbres de la región.

El Cenote de la Vida, además de ser un bello atractivo turístico, es el punto de encuentro de vivos y muertos que cada año, durante la ceremonia maya, crean una vivencia única guiados por las sabias palabras del chamán Crisanto Cahum. Los habitantes reciben a las ánimas con cientos de velas, flores y llenan el lugar con olor a incienso de copal.

La ceremonia es el punto más importante y emotivo, cuando los líderes espirituales de la comunidad la dirigen e invitan a los asistentes a participar respetando sus creencias y costumbres.

Primero se da la bienvenida a las ánimas y se agradece a los dioses la oportunidad de traerlos de vuelta. En la cosmogonía maya, las almas regresan para convivir con los vivos, el sacerdote bendice a los presentes para recibir a los difuntos, y pide a los dioses guiar su camino de regreso a xibalbá, el inframundo maya.

Comentarios

comentarios


Sobre

“Quintana Roo Gráfico” es un proyecto promovido por profesionales en Comunicación, periodistas y reporteros con amplia trayectoria en medios locales y nacionales, comprometidos con la verdad y el pleno ejercicio de la Libertad de Expresión

Deja un comentario