Quintana Roo.- La población se ve amenazada por la epidemia de conjuntivitis, la cual  provoca la sensación de arenitas en los ojos, enrojecimiento, molestia a la luz, hinchazón de los parpados y secreciones, ante estos síntomas la persona debe acudir a su Unidad Médica más cercana.

Más de 15 mil personas presentan este síntoma en el estado, en los centros de salud cada vez llegan más personas en busca de medicamentos por le padecimiento que esta afectando a la población, en algunas farmacias se han agotado los medicamentos.

El Director del Hospital General de Cancún,  Ignacio Bermúdez Melendez anticipó que para el mes de Octubre se espera un brote de conjuntivitis  en la Zona Norte de Quintana Roo, por lo que ya se solicitó suficiente medicamento para la atención de los pacientes.

El funcionario consideró como natural el brote de esta enfermedad en la Península de Yucatán, por lo que recomendó a la población extremar sus medidas de higiene y no saludar de mano, al transmitirse la bacteria por contacto humano.

Miguel Ángel Pino Murillo, Director de Protección contra Riesgos Sanitarios en Quintana Roo, confirmó que inició un programa de supervisión en 600 establecimientos en la zona norte del estado para evitar que esté laborando personal con el padecimiento de conjuntivitis.

Por su parte, el gobernador del estado Carlos Joaquín señaló que por lo menos en el sur de la entidad está garantizado el abasto de medicamentos para la conjuntivitis.

Los síntomas más frecuentes son: el enrojecimiento del blanco del ojo, lagrimeo, aparición de edemas y costras en el párpado, así como la sensación de tener arenilla dentro del ojo, sentir quemazón o secreciones, está enfermedad surge principalmente por llevarse las manos a los ojos, y en ocasiones, también puede deberse a la transmisión indirecta a través agua de piscinas insuficientemente cloradas.

Recomendaciones:

La conjuntivitis es contagiosa desde que aparecen los síntomas hasta que cesa la secreción o se administra el tratamiento, es importante una buena higiene de las manos y la cara.

En el trabajo y en casa donde se suelen compartir elementos como las toallas se tiene que evitar usar la misma toalla para la cara, la conjuntivitis se puede extender de un ojo al otro, especialmente si se frotan los ojos, utiliza pañuelos desechables cuando te seques los ojos y tíralos después de usarlos.